Carnaval de Piasca


El próximo 23 de Febrero de 2019 se volverá a celebrar el Carnaval de Piasca, fiesta colorida dónde los zamarrones, al igual que en otras tantas poblaciones de Cantabria, tienen todo el protagonismo.
Del mismo modo que en la Vijanera de Silió o los zamarros del Valle de Polaciones, podemos enmarcar el carnaval de Piasca en los ritos de invierno heredados de época preromana, que aunque estuvieron prohibidos por mucho tiempo van recuperándose como parte del folclore y la historia de tantas y tantas localidades.


 


Como ya comentamos al respecto de la Vijanera,  según Ángel del Olmo García (Iconografía sexual en el románico, pag. 108), " Es imprescindible despertar la tierra cada año, y estos bufonescos personajes se encargan de ello con cencerros, comparsas, gritos, lluvias de ceniza, varas y cintas de colores. Ritos que también hunden sus raíces en la Saturnales, donde estos personajes tienen como fin asegurar la fertilidad de los campos, y las azotainas rituales que propinan a hombres, y, sobre todo a mujeres, son con suma probabilidad fertilizantes". En la iconografía románica se asumió la esencia de tales ritos con la personificación del mes de enero representando a Jano como un personaje bifronte, a pesar de que la Iglesia se esforzó durante siglos en extirpar tales ritos, lo que acabó con su prohibición en Concilio de Constantinopla de 692. A pesar de todos esos esfuerzos, al no conseguir erradicarlos, la Iglesia optó por cristianizar los temas y personajes adaptándolos al cristianismo popular. Según Caro Baroja, hay una relación indiscutible entre las fiestas relacionadas con las calendas de enero romanas y las fiestas cristianas. De éste modo y pese a sus denodados esfuerzos, al no poder eliminarlas, la Iglesia optó por colocar otras fiestas Cristianas en esas fechas.

Más Información:




Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.