Iconografía: la cigüeña


Una de las aves representadas en el bestiario románico, dentro las que podríamos considerar "de buen agüero" si se me permite la licencia, son las cigüeñas, animal muy común en las representaciones románicas.  

Representada como ejemplo del bien, según podemos leer en el capítulo dedicado al bestiario románico en la web de arteguias, " ... por su carácter de ave de buen agüero, además de ser monógama y comer serpientes (se le representa a menudo con una serpiente en su pico)".
En este caso, según argumenta Dolores Carmen Morales Muñiz en su artículo "El simbolismo animal en la cultura Medieval" (Espacio, tiempo y forma. Serie III, Historia medieval, ISSN 0214-9745, Nº 9, 1996, págs. 229-256), "Quizás sea el caso más frecuente el del águila y la serpiente, pero otras como el pelícano y la cigüeña también se relacionan con dicho reptil, significando el triunfo del bien sobre el mal. Esto es así porque, lógicamente, se establece enemistad con el demonio, representado por la serpiente. En heráldica la asociación es frecuentísima".

Asimismo, la autora destaca en este artículo que "Según fueran nocturnas o diurnas nos encontraríamos con un significado añadido. Si de forma enormemente simplista dividiéramos las aves en buenas y malas, dentro del primer grupo hallaríamos al águila, la cigüeña, el gallo, la garza, la grulla, el pavo, el pelícano, la golondrina e, incluso, al cisne. Dentro del segundo grupo estarían insertas, por contra, el buitre, el cuervo, la perdiz, la lechuza, y más o menos, todas las aves de rapiña".

Según María Isabel Rodríguez López en su artículo "La imagen de la Justicia en las artes plásticas" (Saberes, Revista de Estudios Jurídicos, Económicos y Sociales, Volumen I, año 2003, Separata), en general, y desde la antigüedad, las aves zancudas (cigüeñas, grullas, etcétera) han sido asociadas a la verdad y la justicia. 

En el caso del románico cántabro encontramos algunos ejemplos, caso de la ermita de San Román de Escalante (fotografía inferior, angulo derecho de la arquivolta superior), o el que reproducimos en las fotografíaa superiores de uno de los canecillos del ábside de Santa María de Piasca, actualmente en el Museo Regina Coeli de Santillana del mar.

Más Información

  • Dolores Carmen Morales Muñiz, "El simbolismo animal en la cultura Medieval" (Espacio, tiempo y forma. Serie III, Historia medieval, ISSN 0214-9745, Nº 9, 1996, págs. 229-256)
  • María Isabel Rodríguez López en su artículo "La imagen de la Justicia en las artes plásticas" (Saberes, Revista de Estudios Jurídicos, Económicos y Sociales, Volumen I, año 2003, Separata)
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.