Románico en Busta


Situado en un paraje aislado, rodeado de prados y montañas en el Valle de Soba, encontramos la preciosa Ermita de Santa Marina de Busta.

Se trata de una iglesia muy sencilla, de una sola nave, de fábrica de piedra sin tallar. El ábside, semicircular, aún conserva algunos canecillos bajo el alero, decorados con cabezas humanas y de animales. También se conservan algunos en el muro sur y en el alero de la portada.La espadaña se alza sobre el hastial oeste. Se trata de una de las escasas manifestaciones románicas que encontramos en el valle de soba, aunque quizás sea precisamente el aislamiento de su localización, sobre una alto rodeado de prados, lo que le dote de magnificencia a pesar de su humilde manufactura. En palabras de Vicente Herbosa: "La belleza que genera este pequeño templo es muy muy intensa. Se presenta aislada en un prado desde el que se domina el valle abajo, y alrededor un imponente cerco de montañas. Nada parece que hubiera cambiado desde los tiempos en que fue construido".

Ver Ubicación en el Mapa.

Más Información

  • Miguel Ángel García Guinea, Románico en Cantabria, Ediciones de Librería Estudio, 1996. Pags. 395-396 
  • Vicente Herbosa, El románico en Cantabria, Ediciones Lancia, 2002. Pág..14 


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.