Románico en Ríoseco


Situado en la parte alta de la cuenca del Río Besaya, la localidad de Ríoseco alberga una de las Iglesias románicas mejor conservadas de la zona. No encontramos menciones anteriores al Becerro de Behetrías de la localidad de Ríoseco. Bien es cierto que García Guinea menciona el Cartulario apócrifo de Cervatos de 999, aunque la primera mención específica la encontramos en 1352 como Río Seco, perteneciente a la Merindad de Aguilar de Campoo.
La Iglesia de San Andrés, con pocas modificaciones posteriores, es como comentamos, una de las iglesias románicas mejor conservadas de la zona del Besaya. Consta de una nave rectangular, con abside semicircular con tramo recto en el presbiterio. El ábside es de cuatro cuerpos con tras calles separadas por contrafuertes prismáticos con columnas adosadas. En el centro se abre una ventana bajo chambrana con decoración de entrelazos sobre una pareja de columnas con capiteles decorados. Todas las cornisas presentan canecillos de tipo iconográfico.

La portada, bajo tejadillo, se abre en el muro sur de la nave. Consta de cinco arquivoltas mas el arco de entrada sobre dos parejas de columnas con capiteles y guardapolvos de entrelazos. Dos de las arquivoltas presentan además decoración de flores cuatripétalas y ajedrezado.

Uno de los aspectos destacados de San Andrés es la decoración de sus capiteles. Tanto los de la portada, como los de la ventana del ábside o los del arco triunfal presentan decoraciones iconográficas entre las que cabría destacar las del Antiguo Testamento, caso de Sansón y el León o Daniel en el foso, ambas en los capiteles del arco triunfal. En el interior de la Iglesia encontramos una pila bautismal troncocónica exenta de decoración.
Ver Ubicación en el Mapa

Más Información

  • Miguel Ángel García Guinea, Románico en Cantabria, Ediciones de Librería Estudio, 1996. Págs.204-209
  • Vicente Herbosa, El románico en Cantabria, Ediciones Lancia, 2002. Pag.32
Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.