Románico en Retortillo


La Iglesia de Santa María de Retortillo está situada en Campoo de Enmedio, en un lugar de importantísimo valor arqueológico, ya que se encuentra sobre las ruinas de la antigua ciudad romana de Julióbriga y una necrópolis de lajas de la Alta Edad Media. A parte de las arqueológicas, no tenemos mención documental de la organización de esta zona hasta la segunda mitad del siglo XI, en un documento relativo a las propiedades de los nobles Nuñez de Álvar y su esposa Teresa, en el que se alude además a la vecina Bolmir. Ya en el Becerro de Behetrias de 1352 aparece mencionado como Retortiello, perteneciente a la Merinadad de Aguilar de Campoo.

La Iglesia de Santa María, del Siglo XII, es un magnífico ejemplo, junto con San Cipriano de Bolmir y , como no, la Colegiata de SanPedro de Cervatos, del románico de la zona. Destaca además por su portada, adornada con un tímpano extraordinario del que hablaremos después. 

Consta de una nave rectangular, muy reformada, que se cubre en el interior con bóveda de nervios. El ábside es semicircular, con tres calles separadas por contrafuertes que sostienen dobles columnas y tres ventanas; de éstas, la central es sobre columnas; interiormente, hay una arquería en los muros del presbiterio, con capiteles maravillosamente decorados. 

La Portada se sitúa en el muro meridional. Consta de arco de medio punto sobre cimacio con decoración de panal de abejas y jambas; hay otra portada en el muro occidental con tres columnas con capiteles iconográficos. Sobre la portada principal se asienta un tímpano extraordinario que representa un grifo y un león que juntan sus patas para sostener una cruz con dos ángeles que les observan en la parte superior. 

La espadaña consta de tres vanos y se sitúa sobre el hastial, con chambrana en los dos inferiores. La escalera es exterior y se adosa al muro. Es extraordinario verla desde la lejanía, imponente como pocas, un espectáculo. Además aún conserva sus campanas, buena noticia en estos tiempos que corren.

Como desgraciadamente encontramos la Iglesia cerrada, espero poder ampliar este post con fotos del interior en la próxima visita. Se trata sin duda de una Iglesia magnífica, aderezada además por las ruinas de Julióbriga sobre la que se asiente. En el exterior podemos encontrar varios sarcófagos exentos.

Más Información

  • Luis María de Lojencio y Abundio Rodríguez, Castilla /1, Burgos, Logroño, Palencia y Santander, vol. 1 de España Románica, Ediciones Encuentro, 1978, pág. 384
  • Miguel Ángel García Guinea, El románico en Santander II, , 979, pág. 410
  • Jaime Cobreros, El Románico en España, Guías Periplo, 1993, pág. 637-638
  • Miguel Ángel García Guinea, Románico en Cantabria, Ediciones de Librería Estudio, 1996, pág. 269-277
  • Vicente Herbosa, El románico en Cantabria, Ediciones Lancia, 2002, pág. 62

<


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.