San Martín de Valdelomar


Situado en la zona occidental del Municipio de Valderredible encontramos la población de San Martín. Existen vestigios de población en sus cercanías desde bien antiguo (cuevas artificiales excavadas en la roca de Peña Castrejón y Peña Horcajada), aunque no será hasta 1210 cuando encontremos documentado San Martín de Valdelomar en una carta de venta de tierras al Monasterio de Aguilar de Campoo. En 1352, en el Becerro de Behetrías, se registran en Aguilar de Campoo San Andrés de Val de Lomar, Santa María de Valverde o Castielo de Val de Lomar, aunque no aparece San Martín de Valdelomar.

La Iglesia de San Martín de Valdelomar fue declarada Bien de Interés Cultural en 1993. Actualmente mantiene esa advocación. Tanto la planta como el alzado del ábside y el presbiterio mantienen su marca románica, como en el caso e su vecina de San Andrés, de la que debe tener parecida cronología. El ábside tiene tres calles separadas por dos contrafuertes prismáticos. Horizontalmente se estructura en tres cuerpos separados. La calle central tiene una única ventaja románica con arco de medio punto y armadura con chambrana resaltado.  

Tiene una arquivolta que se apoya sobre cimacios y estos sobre dos capiteles de cesta con cinco bolas con caperuza. Interiormente se conserva el abovedado románico, con arco triunfal doblado y apuntado. La Iglesia, que en su fábrica románica constaba de una sola nave, tuvo dos ampliaciones de época gótica. En el interior encontramos una gran pila bautismal hemiesférica, sin decoración en la basa, y con una banda en la embocadura. Apoya sobre un pie prismático.


Más Información

  • Miguel Ángel García Guinea, Románico en Cantabria, Ediciones de Librería Estudio, 1996. Pag.325



Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.