Ermita Rupestre de Campo de Ebro


La ermita de San Miguel en Campo de Ebro,  en Valderredible. Consta de una planta con una nave rectangular y un ábside cuadrangular, separados por un arco de medio punto tallados en la roca. Fue declarada Bien de Interés Cultural en 1985.
Se trata de uno más de la larga colección de eremitorios rupestres que podemos encontrar en el Valle de Valderredible. En este caso, al estar cerrado uno de los sus laterales mediante sillares, sería más correcto hablar de ermita semirupestre.

Estudiada ampliamente por el tristemente desaparecido Don Ramón Bohígas Roldán, en su artículo " Cuevas artificiales de Valderredible" (ver bibliografía), nos dice sobre ella: " Detrás de la iglesia de esta localidad se encuentra la iglesia rupestre, quizás dedicada a San Miguel, como la parroquia de la localidad actualmente en culto. Se trata de una iglesia de una sola nave, de planta rectangular alargada, con restos de un pilar central suprimido -del que se observan restos en el techo- y que al parecer la dividían en dos. 

Su testero tiene planta cuadrangular, con las esquinas redondeadas, mientras su techo se aproxima imperfectamente a las formas de la bóveda de horno. El arco triunfal que une ambas partes es de medio punto irregular. Presenta un banco corrido, labrado a lo largo de todas las paredes. Los vanos del mediodía se completan con un muro de fábrica más moderno que el espacio excavado, construido en sillería".

Como comentábamos el ábside es cuadrangular con bóveda de horno y se accede a él por un arco muy irregular. Abiertas al sur encontramos la puerta adentellada y dos ventanas, una de ellas excavada directamente en la roca. La nave está recorrida en toda su longitud por un banco corrido al estilo de los que podemos encontrar en San Baudelio de Berlanga o San Miguel de Presillas.

En resumen podemos decir que se trata de un buen ejemplo de los eremitorios rupestres del Valle de Valderredible. Utilizado a lo largo de múltiples generaciones, en este caso sirvió a lo largo del tiempo como parroquia, escuela e incluso refugio de vecinos durante la guerra civil, a día de hoy es posible visitarla dirigiéndote al Centro de Interpretación de las Guerras Napoleónicas de Valderredible (Horarios: viernes a domingo de 9:00 a 20:00. Última entrada a las 19:30) situado a la entrada del caserío, y que además os servirá para conocer la interesante historia de este conflicto en los parajes de este maravilloso valle. Os recomendamos su visita.

Más Información:

  • Miguel Ángel García Guinea, Románico en Cantabria, Ediciones de Librería Estudio, 1996.
  • Vicente Herbosa, El románico en Cantabria, Ediciones Lancia, 2002.
  • Ramón Bohígas Roldán, Las Iglesias Ruprestres de Valderrible, Cuadernos de Campoo, Nº 7, Marzo 1997.
  • Gonzalo Alcalde Crespo, Iglesias Rupestres, Olleros de Pisuerga y otras de su entorno. Editorial Edilesa, 2007.
  • Benito Madariaga, Notas acerca del origen de las iglesias rupestres, Revista Altamira (Año 1968-1971, Nº 1 Páginas 153-174).
Localización: