Iglesia de San Isidoro


A escasa distancia de Mataporquera, situada junto al Río Camesa, encontramos el pequeño núcleo poblacional de Reinosilla. Pocos documentos atestiguan su pasado; podemos encontrar una referencia en el Becerro de Behetrías de 1352, mencionado como Renosiella así como en un documento del siglo XV que aprece en el Inventario de Bienes de la Colegiata de Cervatos, dónde se menciona la Iglesia y el Monasterio de Renosiella como perteneciente a los bienes de la Colegiata.

La Iglesia de San Isidoro apenas guarda ya esbozos de su pasado románico debido a las transformaciones sufridas en los siglos XVI y XVII. Se trata de un templo popular, al estilo de los templos rurales de Valdeolea, aunque muchísimo más humilde que sus vecinos de Hoyos o Mata de Hoz.

Consta de un ábside rectangular, una nave única y espadaña de tres troneras. La puerta, abierta al mediodía, consta de un arco doblado de arista con bocel haciendo de chambrana. No tiene arquivoltas y el arco de entrada adorna sus seis dovelas con un fino sogueado. Chambrana y arco apoyan sobre cimacio.

La cabecera y la nave aún conservan canecillos románicos, seis en la cabecera, todos de caveto, de los cuales dos aún presentan algunos restos de relieve inidentificable, y catorce en la cornisa de la nave, en este caso de cuarto de bocel.

La espadaña, a la que se accede por una destartalada escalera al estilo de todas las del valle, es el elemento que más nos remonta al pasado románico de esta humilde Iglesia. Consta de tres troneras, dos en la parte inferior con arco de medio punto y chambrana sencilla, y uno superior también de medio punto aunque sin ningún tipo de moldura.

El interior del templo alberga una interesante pila bautismal románica cuadrada, del tipo a otras que hemos encontrado en Valderredible, caso de la de Santa Leocadia en Castrillo de Valdelomar. Desnuda de decoración a excepción de un resalte liso en el borde de la cuba.

En definitiva se trata de una Iglesia popular de pequeñas dimensiones pero que aún guarda el encanto de los templos rurales románicos del valle, dominando el caserío; Si pasáis por la zona de Valdeolea no está de más visitarlo y remontarse a su pasado medieval.

Más Información:

  • Miguel Ángel García Guinea, Románico en Cantabria, Ediciones de Librería Estudio, 1996.
  • Vicente Herbosa, El románico en Cantabria, Ediciones Lancia, 2002.
  • VVAA, Enciclopedia del Románico, Cantabria. Fundación Santa María la Real.

Localización:

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.