Iglesia de San Juan Bautista


La iglesia de San Juan en Villanueva de la Nía, situada en el corazón de Valderredible es una de las más interesantes del valle.Documentada en los cartularios de San Salvador de Oña y del Monasterio de Santa María de Aguilar de Campoo tenemos noticia de Villanueva de la Nía desde principios del siglo XI.

Situada cerca de una necrópolis altomedieval de tumbas antropomorfas excavadas en la roca, la potente estructura de San Juan se adivina desde la lejanía con varias restructuraciones a lo largo de los siglos XVI y XVII. De su original fábrica románica solo ha perdurado el ábside y el presbiterio con su arco triunfal. Asimismo es muy posible que el hastial occidental tuviese una espadaña románica que estamos seguros fue sustituida por la actual, seguramente una transformación de la antigua.

Centrándonos en los elementos plenamente románicos podemos empezar por el ábside que es muy alto, al estilo del de Cervatos, con forma semicircular y que se une directamente al presbiterio sin ningún contrafuerte o columna que lo divida en calles aunque si queda dividido en dos cuerpos por una imposta situada algo más cerca del suelo que de la cornisa, decorada con taqueados en tres filas. Sobre ella se coloca la ventana, también de fábrica plenamente románic,a y que se sitúa en el mismo centro del muro del àbside. Esta ventana queda enmarcada por los lados por dos columnas de fuste liso que están coronadas por capiteles de tema vegetal.

Las cornisas del presbiterio y el ábside están totalmente recorridas por canecillos figurados de tremenda calidad, cinco a cada lado del presbiterio y catorce en la circunferencia del ábside. Iconográficamente son una maravilla, tanto por su variedad como por su estado de conservación.

En lo referente al interior de la iglesia, como destacábamos anteriormente, solo encontramos de su original fábrica románica la cabecera es decir el semicírculo del ábside, que se cubre con bóveda de horno y que apoya sobre una imposta ajedrezada, y el presbiterio que que se cubre con bóveda de cañón de medio punto que reposa asimismo sobre la misma imposta de billetes de tres filas. En el centro una ventana simple de arco doblado sin arquivoltas. Los capiteles de esta ventana son una de las cosas más interesantes de la iglesia de San Juan Bautista. El izquierdo se decora con un cimacio angular muy parecido a los que podemos encontrar en Cervatos, y decoración  vegetal bastante deteriorada. Al respecto del capitel derecho, con cimacio biselado y liso, tiene un alto interés en lo referente a su iconografía ya que representa la figura de un hombre vestido con una túnica  y en cuclillas lo que muchos expertos han determinado como la actitud de un hombre que está defecando.

En lo referente al arco triunfal es de medio punto y carga sobre capiteles iconográficos; los cimacios de estos capitales se adornan con el mismo motivo serpentiforme que veíamos en la en el cimacio del capitel izquierdo de la ventana interior del àbside. El capitel izquierdo está decorado con leones y cabezas al estilo de algunos de los capiteles que encontramos en San Martín de Elines  y San Pedro de Cervatos así como en otras muchas iglesias de Cantabria (Bolmir, Bárcena de pie de Concha, Pujayo o San Juan de Raicedo) y según algunos autores podían pertenecer a un mismo taller que desarrollase su labor en la primera mitad del siglo XII en las zonas del norte De Palencia y del sur de Cantabria. Al respecto del capital derecho, uno de los más sorprendente de todo el románico de Cantabria por su posición en la línea visual del altar, lleva en su frente una figura que apoya sus manos sobre el pecho mostrando las palmas quizás en postura de oración; a su derecha otro personaje que apoya su mano derecha sobre el vientre mientras que en su mano izquierda Porta lo que parece ser un cuerno que apoya en la boca y a la derecha encontramos una sorprendente figura al estilo de las muchas que encontramos en Cervatos que representa una mujer con toca que levanta sus con sus manos las piernas mostrando el sexo.

Para finalizar destacaremos que otro de los elementos de plena época románica que podemos encontrar en la iglesia de San Juan Bautista en Villanueva de la niña es su maravillosa pila bautismal situada a la izquierda de la entrada de la iglesia. Se trata de una pila semiesférica de buen tamaño cuya cuba está decorada con escamas verticales al estilo de otra pila bautismal que podemos encontrar en Bustillo del Monte. La semejanza entre ambas pilas y el hecho de que no haya ninguna decoración parecida en todo el valle nos lleva a pensar que pudieron salir del mismo taller e incluso ser talladas por la misma mano.

En definitiva podemos decir que a pesar de las diversas remodelaciones sufridas a lo largo de los siglos la iglesia de San Juan en Villanueva de la Nía es uno de los mejores ejemplos del románico popular del valle de Valderredible. Si tenéis oportunidad no dejéis de verla y de admirar su magnífica colección de canecillos figurados.

Más Información:

  • Miguel Ángel García Guinea, Románico en Cantabria, Ediciones de Librería Estudio, 1996. 
  • Vicente Herbosa, El románico en Cantabria, Ediciones Lancia, 2002.
  • Julián Berzosa, Iglesias de Valderredible, Circulo Rojo, 2008.
  • http://www.romanicodigital.com

Ubicación:

<

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.