Iglesia de San Martín


En nuestra última ruta por el románico de Valderredible, una de las Iglesias de las que tenía apuntada como obligada era la de Sobrepenilla, ya que si bien por fuera no está en las mejores condiciones, el interior tiene unos capiteles en el arco triunfal muy interesantes. Una de las Iglesias inspiradoras de Valderredible por lo rústico de su talla y sobre todo por su ubicación, en un altozano, dominando el paisaje.

De Sobrepenilla hay noticias documentadas desde principios del siglo XIII. Aparece documentada en el Cartulario del Monasterio de Santa María Aguilar de Campoo con motivo de un inventario de venta de bienes, según leemos en la Enciclopedia de la Fundación Santa María la Real. Ya en elBecerro de Behetrías aparece registrada en la Merendad de Aguilar de Campoo como Sobre Penieella


Exteriormente presenta una cabecera rectangular con canecillos y dos ventanas al Este y al Oeste. Los canecillos en las cornisas a ambos lados del ábside son lisos excepto alguno que presenta decoración geométrica y uno muy curioso que presenta dos peces paralelos en vertical. También podemos encontrar alguno de bolas y uno con simbología fálica.

La espadaña, asentada sobre el muro occidental presenta dos vanos y aún se puede acceder a ella por una desvencijada escalera metálica. La campana aún está en su sitio, y esperemos que así siga, y no caiga presa de los amigos de lo ajeno, algo muy común en los tiempos que corren por lo que podemos leer en los periódicos.
La ventana del muro meridional del ábside tiene una arquivolta sobre columnas con capiteles muy desgastados que presentan motivos de guerreros y animales. La portada fue modificada a principios del XVIII, añadiéndose el pórtico de tres columnas. A día de hoy, como se puede apreciar en las imágenes el muro que delimita el pórtico está bastante deteriorado.

El interior de la Iglesia constituye la parte más interesante en nuestra opinión. Si bien está muy reformada, aún podemos deleitarnos con su ábside, con una ventana y sobre todo con su arco triunfal, que descansa sobre dos columnas con capiteles historiados de talla muy rústica pero que harán las delicias de los aficionados al románico.

Otro de los vestigios de época románica que aún alberga la Iglesia de San Martín es una bonita pila bautismal troncocónica de buenas medidas. Bastante deteriorada por el paso del tiempo descansa junto a la columna izquierda del arco triunfal. No presenta ninguna tipo de decoración, al igual que otras pilas bautismales de factura parecida que hemos visto en el Valle.

En definitiva se trata de una Iglesia muy evocadora del románico rural del Valle de Valderredible. Muy inspiradora por retrotraernos a las construcciones románicas de escasos medios, lo que nos da cuenta del trabajo popular de canteros y constructores quizás oriundos del propio valle.

Más Información:

  • Miguel Ángel García Guinea, Románico en Cantabria, Ediciones de Librería Estudio, 1996. 
  • Vicente Herbosa, El románico en Cantabria, Ediciones Lancia, 2002.
  • http://www.romanicodigital.com





Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.