San Roman de Escalante


Situado en la antigua merindad de la Trasmiera, en la costa oriental de Cantabria, encontramos la localidad de Escalante, dónde se ubica la deliciosa Ermita de San Román, una de nuestras favoritas, situada en un idílico jardín que la resguarda de la vista, y que alberga en su interior, alguno de los ejemplos de escultura románica mejor conservados de Cantabria.


Exteriormente podemos decir que se trata de una construcción muy sencilla a base de mampostería con refuerzos esquineros en sillería, con una única nave rectangular mas ancha y larga que la cabecera. El ábside es semicircular, precedido de un tramo recto, con arco triunfal sobre columnas con deliciosos capiteles de buena talla, que presentan iconográficamente un descendimiento y animales enfrentados.

En el arco triunfal encontramos capiteles con representaciones de aves enfrentadas y la matanza de los inocentes. La cornisa del ábside conserva canecillos figurados.El arco del ábside tiene dos columnas a ambos lados de gran importancia en el románico cántabro, ya que tienen esculpidas en los fustes dos preciosas figuras: una Virgen sujetando al niño, y un apóstol.

AMPLIAR GALERÍA

Más Información:

  • Jaime Cobreros, El Románico en España, Guías Periplo, 1993, pags. 632-633
  • Miguel Ángel García Guinea, Románico en Cantabria, Ediciones de Librería Estudio, 1996, pags. 80-87
  • Vicente Herbosa, El románico en Cantabria, Ediciones Lancia, 2002, pag. 10

Ubicación: